Contact us at +39 0438 9110 or lainox@lainox.com

El síndrome del cochero



Lainox está estudiando el rol de la innovación tecnológica en la cocina, escuchando las más variadas opiniones, abajo señalamos una de las opiniones que nos ha impactado más y que sentimos más nuestra… 

Desarrollando mi trabajo de asesor viajando por el mundo y, teniendo relaciones tanto con los usuarios como con quien produce equipos, frecuentemente es discutido el tema sobre el tipo de enfoque que debe tener una empresa manufacturera con la innovación.

En el transcurso de mis años de experiencia he hecho este tipo de pregunta a decenas y decenas de empresas y todas me han respondido, excepto algún caso esporádico: “estamos pendientes de las necesidades de quien utiliza nuestros equipos y preguntamos a ellos qué necesitan y, sobre la base de sus requerimientos, desarrollamos nuevos productos”

Mi reacción inmediata es cada vez la misma: “¿pero podemos llamar a esta una verdadera innovación”?

Tomemos por ejemplo la innovación del auto. Si hubiéramos preguntado a un conductor de carroza cómo poder mejorar su vida laboral de la época, él se habría concentrado en aquello que ya conocía: carroza más cómoda, amortiguadores más operativos, bridas más suaves etc.

Difícilmente se habría lanzado a imaginar algo distinto a lo que ya conocía. Lamentablemente, el síndrome de la carroza la encontramos en gran parte de empresas de nuestro sector.

Lo que trato de hacer comprender desde haces años a todas las empresas con las cuales colaboro si se quiere de verdad innovar en el mundo del food service equipment no hace falta solo detenerse a escuchar lo que los “cocheros” nos dicen o desean sino que hace falta esforzarse a imaginar lo que hoy no existe naturalmente teniendo siempre en gran consideración cuáles son las necesidades de quien opera directamente en las cocinas. Para hacer esto hace falta una fuerte conexión con quien opera en la cocina, poseer un fuerte know how tecnológico en el departamento de investigación y desarrollo y, algo fundamental, un espíritu visionario y pionero. Solo así, se puede crear algo que haga realmente la diferencia.

 

Antoine Remi
Asesor Gastronómico

 

 

back